Archivo

Posts Tagged ‘Frankton’

de un submarinista granjero, una canoa y los escuadrones de la Segunda Guerra Mundial

26 junio, 2010 Deja un comentario
Monty Hall es un majeras, un tipo samuel. En su día un Royal Marine de Su Majestad la Reina de Inglaterra, se pasó al poco al submarinismo, y de ahí a la biología marina. Fan de Apocalypse Now, es un asiduo del Times, le va el rugby y no para mucho por casa. Además de escribir alguna que otra guía de submarinismo o dar conferencias, ha sido con su perro Reuben, al que sacó de una perrera, con quien se ha hecho un hueco en la BBC, donde suele presentar documentales.
 
Una de sus series de documentales es Monty Halls Great Escape, trata de su escapada (con Reuben) a Applecross, Escocia –donde, por cierto, he probado el mejor centollo con salsa verde, años ha… Juanma? Qué tiempos!-. Allí se instala en una granja abandonada, con las montañas más altas de Inglaterra a sus espaldas (600m) y el mar y la playa a sus pies, aislada de las ciudades pero a un tiro de piedra del pueblo: vamos, lo que todos buscamos y pocos encuentran. Más allá de lo que trata la serie (rehabilitación de la casa, camaradería con los  del pueblo, atardeceres tranquilos en compañía del mar y barbacoas con las estrellas por techo, hacer piragua junto a focas, el día a día con gallinas y gorrinos que soportan el frío invernal de la zona, etc), el punto de este post hace referencia a un petit detail: la canoa que saca a remojar una buena mañana por la bahía, así, mientras revisa las jaulas de cigalas.
 
Pues bien, el punto de partida de esta investigación parte de esa canoa Folbot que, según cuenta mientras rema, se usó ya en la IIGM: una canoa de cinco metros, plegable (plegada ocupa poco más de un metro y pesa unos 20kg), hecha de lona y madera, cuatro tuercas y espacio para dos personas. ¿Dónde encontró esa ganga el listo de Monty? No lo sé, pero la pieza se asocia al nacimiento de unos de los escuadrones especiales con mayor reputación de la historia militar, que nacieron allá por 1.942 y que duran hasta nuestros días. Y esas canoas de la Folbot (creada en 1.933) participaron en historias a lo largo y ancho del Mediterráneo, de Francia a Turquía pasando por la costa africana y las islas griegas, operaciones que solo pudieron nacer de hombres con una determinación, valor y entrega que brillan con luz propia en el altar de los más grandes para admiración del resto de los mortales.
 
Ésta es la historia de la Operación “Frankton”, llevada a cabo durante el frío invierno en el puerto de Burdeos. Sus protagonistas, el segundo teniente Courtney, encargado de la creación de los Special Boat Squadrons, S.B.S., el comandante H.G. “Blondie” Hasler, condecorado por su valor en Noruega frente a los alemanes, y un puñado de hombres más. Y su principal arma, la canoa plegable Folbot Cockle-Mark II, ingeniada por el propio Courtney de sus tiempos de cazador por el Nilo, y con la que se había ofrecido al Almirantazgo durante muchos meses para llevar a cabo misiones especiales: nunca le llegaron a hacer caso, hasta que una buena mañana y chorreando por todos los costados entró empapado en una reunión del Vicealmirante T. Hallett con la funda del cañón de popa de uno de los barcos anclados en el río Clyde. Aquella imagen le dio finalmente el puesto.
 
A quien le pueda interesar la versión corta de esta operación, que siga leyendo el siguiente post.
  
Por último, dos anotaciones.
 1º. El lema inicial de la unidad es “Not by Strength, by Guile”. Es decir, ‘no por la fuerza, sino por la astucia’.
 
2º. Los S.B.S. se refundaron desde el 46 en ‘Special Boat Service’, manteniendo la línea exigente que les obligaba a dominar todos los terrenos: tierra, aire, encima del mar, y debajo del mar. Con el paso de los años participaron en las guerras de Corea, Malasia (tienen base en Singapur) y el Medio Oeste. Formaron a comandos iraníes, malayos y australianos entre otros. Fueron los primeros en pisar las Malvinas antes del desembarco del resto de tropas inglesas en el 82. Y desde la última reorganización en el 87, han servido en las operaciones de Iraq ‘Escudo del Desierto’ y ‘Tormenta del Desierto’ (penetrando en territorio enemigo y anulando comunicaciones entre bases y misiles SCUD). En Bosnia y Timor, en la evacuación de británicos en Sierra Leona en el 2.000. Y en Afganistán, hace poco, fueron los que liberaron a periodistas italianos…
 
Para interesados en mandar su currículum, creo que una cosa está asegurada: no se encuentra reto más inhumano. No es que sea el comando con acceso más duro y difícil de la OTAN, es que no debe haber otro igual en todo el planeta: ‘just for men’ en sentido literal, han de haber pasado 18 meses prestando servicio militar en los Royal Marines, y pasado otros tres años en comandos. Si un día te aceptan, harán contigo algo así:
 
2 días de selección y pruebas de lectura de mapas, capacidad en el agua y habilidades físicas en general.
4 semanas de resistencia: tres semanas cargando bultos para agotar con solo verlos, por las dunas de Gales, a la fresca. Cada vez más largas, cada vez más pesadas, guiándose en la nada… El colofón es una marcha de 40km cargado hasta los ojos, en menos de 20 horas y con Dios sabe qué condiciones…
4 semanas más de entrenamiento: manejo de armas, patrulla y demolición. Al 2º fallo, a casa.
6 semanas de entreno en la jungla: 2 en las selvas de Belice, 4 en las de Brunei. Actividades del touroperador: navegación, patrullaje, lucha, supervivencia en una jungla insoportable…
2 semanas más: una de entreno de señalizaciones, otra de armamento.
4 semanas de lucha de supervivencia: o cómo aprender a escapar y evadirse. Siguen ejercicios de persecución, captura por tropas ajenas al comando, interrogatorios con privación de comida, de sueño, y cualquier otra animalada. Solo pueden responder su nombre, nº de soldado, fecha de nacimiento y rango: el resto, “no puedo responder a esa pregunta”. Promete?
Primera etapa superada, queda el dominio del agua: submarinismo bajo cualquier condición climatológica, dominio de canoas en mar abierto, demoliciones subacuáticas, reconocimiento de playas y de suelos marinos (p.e. fondos de puertos), infiltración submarina, técnicas de supervivencias. Incluye entrenos en Noruega, salidas desde submarinos, paracaidismo de altura, de baja altura tanto en tierra como en mar… 16 semanas después son Nadadores Canoistas de Tercera Clase. Para promociones a SC Second y First Class, apuntarse a cursillos de verano.
 
Dicen que los comandos los componen hoy en día 250 hombres. ¿Sólo? Y yo me lo creo…
related links:
http://www.montyhalls.co.uk
http://www.folbot.com/
http://www.specialboatservice.co.uk/
http://warandgame.wordpress.com/2010/02/24/special-boat-service/
Categorías:Historia Etiquetas: , ,